microcósmica

sobre nosotras   

Tumblr de Regina de Miguel y María Castelló Solbes, lugar de intercambio de ideas durante el proceso de producción del proyecto expositivo conjunto que se presentará en Halfhouse en Junio del 2010.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

May 3, 2010 at 5:26pm
1 note

(…) La cadena de hoteles Houses of America, tras declarar la amnistía a todos quienes en sus 62 años de existencia se han ido con algún objeto en la maleta, ha decidido intentar recuperar sus pertenencias de forma pacífica, y para ello ha creado el primer Museo de Objetos Encontrados, con sede en Los Ángeles y en Chicago, aunque también se encuentra el catálogo en internet. En ellos se exponen de forma permanente todos esos objetos que los clientes se han ido olvidando para que quienes tengan en su casa alguna pieza hurtada del hotel elijan la que le guste del catálogo y de esta manera permutar la una por la otra.

Agustín Fernández Mallo, Nocilla Dream, pág. 25-26 

5:12pm
0 notes

El atlas de imágenes. Releer (remontar) el mundo.

Se podría decir desde este punto de vista que el atlas de imágenes es una máquina de lectura en el sentido lato que Benjamin deseaba dar al concepto de Lesbarkeit. Entra en toda una serie de aparatos que van desde la “cabina de lectura” (Lesekasten) al cuarto fotográfico y a la cámara, pasando por los gabinetes de curiosidades o, de manera más trivial, las cajas de zapatos llenas de postales que se encuentran –aún hoy– en las tiendas de los viejos pasajes parisinos. El atlas sería un aparato de lectura ante todo, quiero decir antes de toda lectura “seria” o “en sentido estricto”: un objeto del saber y de contemplación para los niños, a la vez infancia de la ciencia y del arte. Esto es lo que adoraba Benjamin en los abecedarios ilustrados, los juegos de construcción y los libros para jóvenes. Esto es lo que él quería comprender a un nivel más fundamental –antropológico– cuando evocó con una fórmula mágica el acto de “leer lo que nunca se había escrito”. “Este tipo de lectura, añadía, es el más antiguo: la lectura previa a cualquier idioma”.

Georges Didi-Huberman

Desde aquí

5:09pm
0 notes

Aby Warburg /// Atlas Mnemosyne

El giro icónico personal de AW superó el llamado giro lingüístico ya mientras estaba gestándose durante sus últimos lustros de vida y anticipó los giros espacial e icónico de finales de los ochenta y principios de los noventa, los años de su resurrección. En efecto. Sus imágenes, como formulaciones del pathos primordial, engramas de la experiencia emotiva, localizaciones visuales del símbolo, van “más allá” del signo lingüístico como localización y generación gramatical del concepto. Y con su tendencia a la espacialidad en general, a la cartografía visual de lo real y de lo imaginario, señalan la spatial turn: las imágenes por sí mismas y en su relación mutua y cambiante generan un “espacio de pensamiento” warburgiano. En el sentido del histórico libro editado en 1994 por Gottfried Boehm, Was ist ein Bild?, la iconic turn, a su vez, supuso un expreso aldabonazo warburgiano a nuestra cultura. En la que sigue siendo incomprensible que hasta hace poco no se comenzara a estudiar la imagen como sobradamente se hizo con la palabra. En un mundo en el que ya no hay prácticamente ningún dato relevante para la comprensión científica de la realidad que no sea imagen (virtual). En el que de hecho se produce un desplazamiento general de la información lingüística a la visual, de la palabra a la imagen, del argumento al vídeo. O del tiempo al espacio.

seguir leyendo aquí


April 27, 2010 at 9:32pm
0 notes

Mitologías

Verne fue un maniaco de la plenitud: no cesaba de establecer límites al mundo y de amueblarlo, de llenarlo como si fuera un huevo; su movimiento es exactamente igual al de un enciclopedista del siglo XVIII o de un pintor holandés: el mundo es finito, el mundo está lleno de materiales numerables y contiguos. La única tarea del artista es hacer catálogos, inventarios, perseguir rinconcitos vacíos, para hacer ahí, en apretadas líneas, las creaciones y los instrumentos humanos. Verne pertenece a la progenie de la burguesía progresista: su obra destaca que nada puede escapar al hombre, que el mundo, hasta el más lejano, es como un objeto en su mano y que la propiedad, al fin y al cabo, es sólo un momento dialéctico en el dominio general de la naturaleza. Verne de ninguna manera buscaba ensanchar el mundo por los caminos de la evasión romántica o los planes místicos de infinito. Buscaba permanentemente contraerlo, poblarlo, reducirlo a un espacio conocido y cerrado, que el hombre podría luego habitar confortablemente. El mundo puede eliminar todo de sí mismo; para existir no precisa de nadie más que del hombre.
Nautilus y el barco ebrio, Mitologías,
Roland Barthes, siglo XXI ed. pág. 48.

April 25, 2010 at 12:40pm
0 notes

Donald Evans

Donald Evans en Wikipedia

11:33am
0 notes

Museum Wormianum

"The Danish professor of medicine Ole Worm (1588-1654) believed, as did his more enlightened contemporaries, that learning comes about through the observation of nature - “through empiricism and experiment” - and not just through the study of texts. Worm firmly believed that vision was the most trustworthy sense for natural history investigations.”

- Chamber of curiosities offers answers, raises questions. Harvard Gazette

Ole Worm, Museum Wormianum (Leiden, 1655)

Referencia: Early museum re-created in Science Center installation

April 22, 2010 at 8:20pm
0 notes

Museo de Historia Natural, Universidad de Humboldt.

Hoy una de nosotras estuvo aquí.

Web del Museo.

7:33pm
0 notes

Nunca fuimos modernos

¿Cómo comprender estos “objetos” extraños que invaden nuestro mundo? ¿Proceden de la naturaleza o de la cultura? Hasta aquí, las cosas eran simples: para los científicos, la gestión de la naturaleza; para los políticos, la de la sociedad. Pero esta división tradicional del trabajo no puede explicar la proliferación de híbridos. De allí el sentimiento de pavor que generan y que los filósofos contemporáneos no consiguen disipar. ¿Y si hubiéramos tomado el camino errado? De hecho, nuestra sociedad moderna nunca funcionó de acuerdo a la gran división que sustenta su sistema de representación del mundo: la que opone radicalmente la naturaleza a la cultura. En la práctica, los modernos no dejaron de crear objetos híbridos, que proceden tanto de la una como de la otra y que se niegan a pensar. Nunca fuimos verdaderamente modernos. Y es este paradigma fundador el que es preciso cuestionar hoy para comprender nuestro mundo.

A propósito de Nunca Fuimos Modernos, Ensayos de antropología simétricaBruno Latour.

April 21, 2010 at 7:57pm
0 notes

'Unfolding the Aryan Papers'///Jane & Louise Wilson

El archivo Stills from Kubrick-Ealing es una selección de fotografías en blanco y negro, copias manipuladas extraídas de los archivos de Kubrick, que revelan su fervor metodológico por acumular información para sus películas. Estas fotografías, a su vez, se convierten en otra generación del archivo. Junto a las fotografías, están las esculturas de bronce a tamaño real de los patrones, un elemento que encontramos en las fotografías pero que, como señalan las Wilson, también se convierte en un recuerdo físico de un espacio y de otra época, al pasar las medidas imperiales al pasado, a ser algo de otro mundo. Esto a su vez refleja el interés de la investigación de las hermanas Wilson por la memoria, la historia, el espacio y el tiempo asociados con los lugares, y cómo nos relacionamos con estos lugares al animarlos con nuestra presencia.

Más aquí y aquí

April 18, 2010 at 1:22pm
1 note

the learner must be led always from familiar objects toward the unfamiliar - guided along, as it were, a chain of flowers into the mysteries of life

— The Museum of Jurassic Technology. Introduction & Background

12:50pm
0 notes

In its original sense, the term “museum” meant a spot dedicated to the muses - “a place where man’s mind could attain a mood of aloofness above everyday affairs.”

— The Museum of Jurassic Technology. Introduction & Background

11:04am
1 note

Earliest Human Relatives

"Dos años después del descubrimiento de Lucy, Mary Leakey encontró en Laetoli, Tanzania, las huellas dejadas por dos individuos de (se supone) la misma familia de homínidos. Las huellas las habían dejado dos australopitecinos que habían caminado sobre ceniza cenagosa tras una erupción volcánica. La ceniza se había endurecido más tarde, conservando las impresiones de sus pies a lo largo de unos 23 metros.

El Museo Americano de Historia Natural de Nueva York tiene un fascinante diorama que reseña el momento del paso de las dos criaturas por la ceniza cenagosa. Aparecen en él reproducciones de tamaño natural de un macho y una hembra caminando, uno al lado de otro, por la antigua llanura africana. Son peludos, parecidos a los chimpancés en las dimensiones, pero tienen un porte y un paso que sugieren la condición humana. El rasgo más sorprendente es que el macho tiene echado el brazo izquierdo protectoramente sobre los hombros de la hembra. Es un gesto tierno y afectuoso que sugiere un estrecho vínculo.

Este cuadro vivo se presenta con tal convicción que es fácil no acordarse de que prácticamente todo lo que hay por encima de las pisadas es imaginario (…). Ni siquiera podemos saber si eran una pareja. El personaje femenino podría haber sido, en realidad, un niño. Tampoco podemos estar seguros de que fuesen australopitecinos. Se supone que lo son porque no hay ningún otro candidato conocido”

- Bill Bryson. Una breve historia de casi todo

Hiroshi Sugimoto. Earliest Human Relatives, 1994

Dioramas de Sugimoto

April 17, 2010 at 9:11pm
0 notes

Reconstrucciones teóricas de objetos imaginarios.

Los arqueólogos encuentran de vez en cuando, en sus excavaciones en el desierto del Sahara o en cualquier gruta que, en tiempos, se hallara a orillas del mar, algún fragmento de residuo animal v, según examen y estudio riguroso, llegan a saber que era un trozo de diente de un ser que vivió en el período paleolítico superior, cualquier especie de Homo desconocido.

El fragmento pasa a manos de otros expertos que intentan reconstruir en su integridad el animal, el hombre o el objeto (en otros casos) a base de su relieve estructural, matérico, etc.

Muchas de estas reconstrucciones las vemos en algunos museos de historia natural, particular y lógicamente en las secciones concernientes a la vida en nuestro planeta en épocas remotas de las que sabemos poco o nada. O bien en otras secciones vemos vasos reconstruidos a base de fragmentos hallados en una tumba y, si en tales fragmentos hay algún diseño, se intenta reconstruir no sólo la totalidad del vaso sino la del dibujo en cuestión.

Como todos sabemos, la parte verdadera se deja como se halló, y la parte reconstruida es de un material enteramente distinto para hacer que se vea de modo inequívoco la obra del restaurador.

Traslademos el hecho al campo del arte e intentemos reconstruir con la fantasía, según los datos materiales y estructurales que hallemos, algo que imaginemos desconocido, un cuerpo fantástico e imprevisto del que tengamos, con todo, algún elemento a nuestra disposición.

Haremos una reconstrucción teórica de un objeto imaginario.

Bruno Munari, Fisuras de la cultura contemporánea: revista de arquitectura de bolsillo, ISSN 1134-9409, Nº 7, 1999 , pag. 8

4:04pm
0 notes

Museo de la Técnica, Berlín.

Web del Museo.

April 16, 2010 at 12:04pm
0 notes

Una mano de sirena. Un camaleón. Un trozo de hierro, que parece ser la punta de una lanza, hallado en el diente de un elefante, habiendo crecido el diente a su alrededor. La isla de Jersey dibujada por nuestro rey Carlos II. Un trozo de madera con la sangre del rey Carlos I sobre ella. Un arpón de Groenlandia con un gran cascabel en su extremo. Muchas pinturas japonesas en las cuales pueden ser observadas sus maneras de cazar y trabajar. Un cuadro de nuestro Salvador (sobre) el que está grabada…la historia de su Pasión. Castores sacados del río Elba. Un cuadro de la matanza de los Inocentes realizado por Alberto Durero (…) Y no debo omitir la liga de una novia inglesa, junto con la historia de ésta; de la moda que existía en Inglaterra de que los novios se la quitaran y se la pusieran en el sombrero, lo que les parecía tan extraño a los alemanes que me vi obligado a confirmárselo, asegurándoles que yo mismo en varias ocasiones había llevado dicha liga

— 

Edward Brown “A Brief Account of Some Travels in Divers Parts of Europe…”, 1673

A propósito de la “Cámara de Rarezas” de un tal Herr von Adlershelme

Citado en: El gabinete de las maravillas de Mr. Wilson de Lawrence Weschler